Internet

¿Cómo escribir las introducciones perfectas para tu blog?

En un artículo se considera que el título comprende el 80% de su éxito, pero esto no quiere decir que no haya que prestar atención a otros detalles. Y es que, aunque hayas creado un título maravilloso, de nada servirá si el contenido no tiene valor.
La forma de leer textos ha cambiado mucho gracias a Internet; nuestro primer objetivo es llamar la atención pero una vez que lo hemos conseguido, será vital que el usuario encuentre lo que ha estado buscando, para evitar que se sienta engañado.

A continuación vamos a ver el procedimiento a seguir para escribir las introducciones perfectas para tu blog y no desesperarte en el intento.
Generación de visitas: Empezaremos creando un título que sea atractivo, que incentive a que el usuario haga clic en él, pero que a la vez resuma el contenido de lo que se va a encontrar. Podemos jugar un poco al engaño, pero no demasiado si no queremos que nuestra audiencia deje de confiar en nosotros.

Retención: Una vez que el usuario esté dentro de la web, lo que hay que hacer es crear una especie de jaula mediante la cual se encuentre retenido el máximo tiempo posible. Para ello, podemos crear ciertos aspectos que ayuden a resumir la información. Podemos crear, por ejemplo, índices con plugins automatizados, formatear el texto usando encabezados, anclas o recursos relacionados. Ten en cuenta que si el usuario se encuentra la información demasiado dispersa es probable que ni tan siquiera preste atención a lo que le estamos ofreciendo.
Entradilla: Con la entradilla nos referimos a un encabezado del tipo h2, así como el texto que va a venir a continuación. Se trata de una especie de resumen de todo lo que se va a encontrar, para no entrar en el tema directamente. Es complicado encontrar una entradilla que atraiga, pero que no destripe todo el contenido que se vaya a descubrir porque de lo contrario, sería absurdo que siga leyendo. La cosa es que se quede con las ganas, que tenga que leer el texto si o si porque en esta entrada falta información.

Expectativas: Es importante que esta introducción cumpla con las expectativas del usuario y que se corresponda con el título. Ten en cuenta que si no es así, es posible que consigas muchas visitas en poco tiempo, pero que no repitan. Google detectará enseguida que algo raro está pasando y debido a ello, existe la posibilidad de que te enfrentes a algún tipo de penalización basada simplemente en pérdida de posiciones en su buscador.

¿Qué aporta una buena introducción a tu blog?

– Una buena introducción es el gancho que ayudará a que el usuario se lea el artículo desde el principio hasta el final. Al estar más tiempo en la web, será más fácil que haga clic en la publicidad, que compre lo que le estás vendiendo en el enlace de referidos o que haga otro tipo de acción deseada.
– Incrementa la posibilidad de que podamos recibir comentarios y de que el contenido sea compartido en las redes sociales.
– Demuestra a la audiencia que cuentas con estilo propio para fidelizarlos, con lo que podrás generar tráfico de manera recurrente.
Por todas estas razones, crear una introducción perfecta es crucial para el mantenimiento de la web.