General Internet

Comprar dominio: otra tarea que nos exige creatividad

No todos nacemos con las mismas habilidades, esto es bueno puesto que es una diferencia sana a nivel social, pero a nivel personal no lo es tanto. En este sentido, hay quienes pasan su vida huyendo de todo lo relacionado a la creatividad por reconocerse incapaces de hacer algo producto de ella, no obstante esta es cada vez más necesaria, porque la necesitamos hasta para  comprar dominio.

Sí, leíste bien. Es uno de los ámbitos donde menos pensamos que nos perseguiría; sin embargo,  en la actualidad existen tantos millones de dominios que, para poder encontrar alguno disponible no solo necesitamos ser creativos, sino muy creativos.

A veces es hasta frustrante, puesto que inicialmente tendremos que ser ingeniosos para seleccionar un dominio que cumpla con los estándares que lo conviertan en idóneo para alcanzar las metas del proyecto web que hemos trazado y cuando creemos haber terminado, descubrimos que alguien más se nos ha adelantado.

Ahora bien, tenemos varias opciones, la primera es empezar a utilizar nuestra imaginación e ingenio para crear algo único. Si no sabemos cómo hacerlo, algunos métodos como la facilitación gráfica nos serán de gran utilidad no solo para elegir un nombre, sino también para crear una ruta de objetivos a corto, medio y largo plazo.

¿Y las otras?

Es probable que si no nos involucramos en la decoración de nuestra casa u oficina, menos empeño pongamos en idear un dominio. O tal vez no tenemos suficiente tiempo o disposición para dedicarnos a ello; en todo caso hay otras alternativas que pudiéramos tener en cuenta:

  • Que lo haga otro: esta es la opción más recomendada, no porque debamos desligarnos de nuestro dominio, sino que con la intervención de expertos, se vuelve menos titánica la misión de comprarlo y además, disfrutamos de su experiencia para hacer una mejor elección.
  • Utilizar aplicaciones: si mantenemos la determinación de hacerlo por nuestra cuenta y a su vez ahorrar tiempo, existen algunas páginas web donde podemos agilizar este proceso. Ellas nos ayudan mostrándonos las alternativas disponibles.

La desventaja de esta opción frente a la anterior, es que no tendremos el asesoramiento sobre la idoneidad del que hayamos elegido.

  • Intentar con otra extensión: a veces el nombre que seleccionamos si está disponible, pero no como .com. En estos casos, podemos optar por otra extensión; sin embargo, es prudente tener en cuenta las limitaciones geográficas o el impacto en el posicionamiento que esto traiga consigo.

Alternativas tendremos muchas, pero cada caso es particular y no todas serán oportunas. Si no nos sentimos aptos, lo mejor será fiarnos de una empresa experta que lo haga por nosotros, de esta forma podremos estar tranquilos sabiendo que nuestro proyecto web está en buenas manos.

comprar dominio