Hogar y Tiempo Libre Negocios Recursos Referencias

Diversas formas de conseguir dinero al instante

Hay momentos en el que el dinero al instante se convierte en cuestión de supervivencia. No hablamos de negocios oscuros ni de ninguna situación fuera de la legalidad, sino de momentos en el que nuestra economía comienza a temblar debido a una avería imprevista, una multa que no hemos visto venir o un gasto extra que se nos presenta inabarcable al momento de hacerle frente. ¿Qué podemos hacer para conseguir al momento dinero sin esperas?

Crédito rápido

Los créditos rápidos son un tipo de préstamos cuyas peculiaridades permiten recibir dinero o anticipo al instante. A cambio de unos intereses que vienen (o deben venir) especificados previamente, consigues el dinero en un plazo medio de 15 minutos, lo que se tarde en aprobar la solicitud.

Se tratan de cantidades que no superan los 600 euros (siendo lo común 300 euros para una rápida aprobación) y su devolución suele producirse desde el día siguiente hasta un mes después de realizar la solicitud.

Pedir adelanto de sueldo

En muchas empresas es posible y flexible poder pedir un anticipo de la nómina si el flujo de caja lo permite. ¿Qué tiene de malo? Además de desvelar una situación económica comprometida, lo más obvio es que al llegar el primero de mes no cobrarás hasta el siguiente, y lo menos obvio es que “estás en deuda” con tu empresa.

Pedir dinero a familiares

En el argot empresarial se denomina las tres F’s a las fuentes más comunes para conseguir financiación rápida (del inglés family, friends and fools: familia, amigos y “descuidados”). Realmente son los más cercanos e incluso recurrentes para que, llegado a un punto y con la promesa de devolverlo, puedas obtener financiación rápida pero, ¿realmente quieres comprometer a algo tan sagrado como la familia para solucionar tus problemas financieros?

El dinero suele ser una fuente de discusión y desconfianza, por lo que al menos que sea indispensable, es una opción poco recomendable.

Juegos de azar

Quizás de las cuatro opciones, la menos o la única no recomendable. Ciertamente y, más ahora con el auge d ellos juegos online, puedes ganar dinero de forma rápida y cómoda, pero de igual forma puedes perderlo.

La inexperiencia y el nerviosismo son dos factores que juegan altamente en nuestra contra, por lo que de entrada las probabilidades de perder son más altas que las de ganar. Mejor mantenernos alejados.