Cultura Sociedad General

Equipos contra incendios: indispensables en un taller mecánico

equipos contra incendios

Parece increíble, pero un taller mecánico es unos de los lugares más propensos a sufrir accidentes y, no nos referimos a un simple imprevisto con las máquinas, sin duda, la cuestión es aún mucho peor dado que es probable que se propague fuego, especialmente por la manipulación de combustibles de automóviles, productos químicos, pintura, entre otros materiales muy inflamables. Sin embargo, esto puede controlarse con la disposición de equipos contra incendios.

Los equipos contra incendios siempre representan una solución perfecta para apaciguar el fuego, en especial cuando este no es intenso o está empezando a lanzar sus primeros chispazos. Generalmente, están elaborados con componentes magníficamente resistentes que apagan en casi un instante cualquier catástrofe que involucre llamas.

Sistemas ideales para talleres

Ahora bien, entre las herramientas que ayudan a reducir el fuego de una mejor forma en un local mecánico destacan los extintores, también conocidos como rociadores, hidratantes o bocas de incendio. Estos sistemas suelen estar instalados en un punto bastante visible, por lo que se vuelen accesibles cuando hay alguna emergencia.

No obstante, hay que tener en cuenta que deben ser muy bien localizados, dado que su funcionalidad dependerá únicamente de lo fácil que sean para agarrarlos, es decir, sin obstáculos de por medio. Del mismo modo, el personal que trabaje en el sitio debería participar en un taller o en un curso de formación de cómo usar estos aparatos en situaciones alarmantes, pues, la seguridad, tanto de ellos como la de los clientes, es vital.

Los bomberos no son los únicos que tienen el derecho de adquirirlos

Comprar extintores es común y necesario, por lo tanto, antes de invertir el dinero en alguno es primordial saber qué tipo de herramienta se requiere. En ese sentido, en el mercado estos equipos pueden variar según las necesidades de cada quien. Por ejemplo, los hay de polvo, de agua o hídricos, CO2 (nieve carbónica), entre otros.

Una vez que se tiene conocimiento de esto, entonces es recomendable ir al establecimiento más cercano y adquirir el que más se acople a las expectativas. En Internet, igualmente, es posible encontrar tiendas especializadas, incluso, algunas suelen ofrecer asesoramiento online en el caso de existir dudas.