Ciencia Tecnología General

Fluorescentes led, un cambio positivo en nuestro sistema de iluminación

Los tubos fluorescentes son bombillos de forma cilíndrica que utilizan el cebador y la reactancia como elementales en su funcionamiento, buscan emitir luz natural mediante un reflejo de la luz ultravioleta que se forma en su interior. No obstante, la tecnología hoy nos presenta el nuevo sistema de iluminación comparable a este, los fluorescentes led que además de emitir este tipo de luz también son ahorradores del consumo de energía.

La luz fluorescente es muy utilizada en espacios que requieren el uso intensivo de iluminación, es decir, que necesiten que la luz esté encendida por mucho tiempo, además de aportar una visión clara en lugares donde no hay entradas del sol, por lo que se requiere que sea muy nítida y que no genere sombras en el ambiente.

Con la optimización de los fluorescentes led podemos aplicar este sistema de manera integral en grandes oficinas, estacionamientos, espacios cerrados, depósitos y almacenes. Sin embargo, son muy útiles también a nivel doméstico.fluorescentes led

Beneficios de los fluorescentes led

1.- Potencia: los tubos led necesitan menor cantidad de potencia que los tradicionales, de esta manera la equivalencia en watts sería la mitad de la que normalmente consumimos, es decir, si utilizamos un tubo fluorescente de 18W, podemos sustituirlo por uno led de 8W.

2.- Duración: Los tubos led duran hasta 3 veces más que los fluorescentes tradicionales, pudiendo alcanzar 50.000 horas de uso constante sin pérdida de intensidad de la luz, ni aumento del consumo de energía.

3.- Eliminación de elementos adicionales: No necesitas reflectores en el techo para transmitir la luz, debido a que la led es direccional y se coloca en función a donde se necesita emitir. Por otra parte y a diferencia de los tradicionales no necesitas ni el cebador ni la reactancia, pudiendo colocar el sistema directamente a la corriente eléctrica.

4.- Seguridad: El tubo led no posee mercurio en su interior, un agente contaminante bastante perjudicial y peligroso para el ser humano, los tubos tradicionales contienen mercurio en su interior, en caso de romperse pueden contaminar hasta 30.000 litros de agua.

Recuerda que además podrás ahorrar energía, colaborarás con el medio ambiente y con el coste de tus facturas, amortizando el gasto en menos de lo que crees.