Salud

Implantes dentales en Bilbao, el secreto para una sonrisa perfecta

La colocación de implantes dentales en Bilbao es una de las mejores opciones para resolver de manera efectiva la pérdida de piezas dentales. Este problema puede ocurrir por la falta de higiene, que perjudica considerablemente la salud bucal; el paso de una persona a la vejez, por el debilitamiento del organismo; o por algún accidente (caídas o golpes).implantes-dentales-en-bilbao-3

Anteriormente, la técnica más utilizada era el uso de puentes dentales, que se trata de la unión de varias coronas, para tratar de crear semejanza con la morfología de un diente perdido.  Sin embargo, el principal inconveniente de este método es que deben ir fijados sobre los dientes naturales que aún posee el paciente, lo cual implica el tallado de la dentadura sana.

Por esta razón, los implantes dentales son considerados como el mecanismo más recomendado por los especialistas. Bajo ninguna circunstancia, los dientes que se encuentran en perfecto estado sufren alteraciones, ya que por el implante se coloca directamente sobre la estructura ósea y no se apoya a los dientes adyacentes.

De acuerdo con la Asociación Dental Americana, existen dos tipos de implantes dentales:

  • Implante subperiosteal: se trata de una montura que se fija en los huesos maxilares, debajo de la encía y, cuando esta piel se cicatriza, se fija al hueso. Los postes, que son las estructuras donde se colocan los implantes, sobresalen en las encías para poner el diente artificial.
  • Implantes endostiales: a través de un procedimiento quirúrgico, el implante se sitúa directamente en el hueso maxilar. Una vez que el tejido haya cicatrizado, se debe hacer otra cirugía para hacer la conexión entre un poste y el implante original. Luego, se coloca el diente artificial en el poste.

Consejos para el cuidado de los implantes

Estos procedimientos suelen ser exitosos, por lo que nunca está de más tener en cuenta una serie de cuidados para que perduren en el tiempo, por ejemplo, dejar de fumar, cepillarse diariamente, evitar la ingesta de alimentos duros y visitar al odontólogo periódicamente, le permitirán disfrutar de su nueva sonrisa.

Busque una clínica dental con experiencia sobre estos tratamientos y pida asesoramiento profesional para aclarar sus dudas.