Ciencia Tecnología General

Máxima seguridad: aliviaderos de agua

 

La seguridad es una de las bases principales en ingeniería, por lo tanto, cualquier proyecto de construcción se diseñan bajo esta premisa. Las estructuras que operan grandes cantidades de agua son un gran reto, como es el caso de las presas, ya que una cantidad que sobrepase el límite máximo puede causar una catástrofe como el colapso de misma. Para ello, se han desarrollado soluciones ingenieriles como los aliviaderos de agua, que funcionan como un elemento de seguridad.imagen-art2-batch8200-kwd-aliviaderos

El agua que consumimos diariamente proviene de cuerpos más complejos, tales como, pozos subterráneos, ríos y lagos. Para canalizarla, se necesitan grandes estructuras de hormigón, cuyo fin último es almacenar grandes cantidades de agua para proceder a su distribución. Todos estos procedimientos se realizan bajo un control estricto de caudal, para garantizar la máxima seguridad de las personas, de las estructuras y de terceros que puedan verse afectados.

Sin embargo, la naturaleza es impredecible, así que debemos estar preparados para cualquier imprevisto, especialmente en los períodos de lluvias, donde puede existir el riesgo de inundación debido a que la afluencia de agua crece. En este sentido los sistemas de aliviaderos o vertederos son de gran utilidad, ya que cumplen varias funciones:

  • Garantizar que el nivel de agua no supere el máximo permitido.
  • Evita que ocurran daños en las estructuras.
  • Permite trabajar con caudales constantes o de poca variación.

Lo ideal es que estos sistemas sean instalados desde el primer momento, en la construcción de la presa.No obstante, si ya se encuentra construida y en operación, es preciso realizar una evaluación para determinar cuál es el tipo de aliviadero conveniente. Los factores críticos son: capacidad de diseño de la presa, históricos de datos meteorológicos y frecuencia de las crecidas, costos operativos y de mantenimiento.

Es importante destacar que el desempeño de la presa se verá afectado al introducir estos elementos de seguridad. Por lo que se deben realizar nuevamente cálculos hidráulicos, para tomar medidas que minimicen cualquier perturbación negativa sobre el buen funcionamiento.

Debido a la complejidad de todo el proceso, es necesario que las evaluaciones sean realizadas por un verdadero equipo multidisciplinario que aborde todas las áreas de ingeniería.